Grandes almacenes

Hilvanaban túnicas con seda de arañas negras. Cortaban patrones trazados sobre esqueletos. Tejían telas salpicadas de sangre seca. Las vendían, con notable éxito, todas las mañanas en la Plaza Mayor a un ejército de  muertos en vida que se agolpaban impacientes ante sus puertas.


Sevilla, Diciembre de 2012

No hay comentarios: