Poeta de rima desarrimada

Para Lula, que me descubrió otra forma de hacer poesía.


Yo soy poeta adicto
al amor desconsolado, 
que pena todos los días de fiesta 
dibujando líneas imaginarias 
en las espaldas  de fantasmas femeninos 
que ya ni están ni se les espera. 

Yo soy poeta de rima desarrimada
y música de Jazz en el salón 
donde agonizo todas las noches 
- hunged, drawn and quarted -
cuando la soledad me rodea y
las balas de los recuerdos 
acribillan mi pecho desguarnecido.

Yo soy el poeta insensato
que canta al amor infrecuente,
impaciente, imprudente, indecente 
y que se vuelve loco de pena y de rabia 
cuando cansado de mis desplantes, 
el amor se marcha.

Yo soy poeta de vida y de muerte, 
de tierra y de aire y de mar y de cielo.
Yo soy poeta de paz  y de guerras,
de extraordinarios besos,
de feroces ausencias.

Yo soy poeta de musa extraña,
salvaje, animal y leve huella.
Canto a lo liviano y a lo procaz,
y al dolor cuando sin pausa atraviesa.

Yo soy poeta de sexos desnudos,
de pechos turgentes y  bocas abiertas,
de labios mayores, menores y medianos,
de culos grandes donde todo cabe,
de tu culo, de ese culo, de todos los culos.

Yo soy poeta a tiempo completo. 
Si me buscas, me alquilo
por tres 
o cuatro besos.


Sevilla, Junio de 2015


Anoche no estaba poético


Anoche no estuve poeta y terminé arrojándolo todo a la papelera, que si lo piensas bien, no deja de ser poético. Por más que quise, no pude pasar del verso donde contaba las diez veces que  te miré las piernas vestidas de seda fina antes de enamorarme de ti.

Luego habría contado de tus nueve besos, mis ocho miradas, tus siete desdenes antes de aceptarme,  mis risas, que fueron más de cinco y las cuatro veces que casi te enfadas conmigo. Habría contado de  las veces que te imaginé desnuda, que fueron más de dos y más de tres y de la única vez que te seguí por toda Sevilla la noche que te pedí que te casaras conmigo. 

Pero ya ves, anoche no estaba poeta y terminé por no contar nada y tirarlo todo a la papelera, ese sitio donde escondo los versos que jamás te voy a escribir.


Sevilla,  Junio de 2015