Ladrón de sueños

 Un regalo de Paloma que me habría gustado escribir a mí.


Ha entrado y no lo he visto, quizás sea invisible, pero hace unos dias llegó a mi casa el Ladrón del Sueño. No se para qué quiere el sueño de los demás ni donde lo guarda. Yo creo que en el fondo del mar, atrapado en alguna gruta submarina. Lo mete en tarros y deja a las personas en vela cada noche, todas las noches. Y no dejo de preguntarme: Si en mi edificio viven veinticuatro familias, con una media de cuatro miembros en  cada una, ¿Se habrá quedado con el sueño de todos o sólo venía a por el mío?

Creo que venía sólo a por el mío, porque de madrugada sólo se reflejaba en la calle la luz de mi habitación. Se ha llevado el sueño que necesito para reponerme, para recuperar las fuerzas que consumo durante el dia. Pero lo que no sabe este tipo es lo que me regala: Más horas de lectura y más tiempo para poner orden en mis armarios y para imaginar diversos proyectos y planes.

Maldito ladrón que se ha llevado mi sueño, si me lo hubiera pedido lo podriamos haber compartido o al menos negociado, pero no, lo quería enterito para él.

Pero anoche supe de un Mago que puede hacer que vuelva el sueño robado. Dicen que fabrica artilugios y los hace volar. Y desde el aire atraen el sueño, que sale de las profundidades marinas y regresa a tu cuerpo. ¡Que bien que exista la magia y que mal que haya ladrones!

Así que aquí te espero, ratero, tunante, mangante, si te atreves de nuevo a venir.


Sevilla, Junio de 2013

No hay comentarios: