No necesito explicar nada

No necesito explicar  tu sonrisa, tu mirada, o aquel beso. No necesito explicar como aprendí a mirar con tus ojos, que llenan de vida y color todas las cosas. No necesito explicar como escribes, desde lo más profundo de tu corazón. No necesito explicar tu espléndida desnudez, tus abrazos, tus misterios. 
No necesito explicar tu timidez, tu valentía, tu disconformidad con lo que todos llaman correcto. 
No necesito explicar tu pasión por la poesía, por la música, por el arte, por la vida.

¿Cómo contar tu manera de mover las manos cuando hablas?
¿Cómo explicar tu voz, tus manos grandes, tus ojos, tus largos dedos?
¿Quién puede entender tu boca, tu largo y dorado cabello?

No necesito, no quiero explicar
 por qué te quiero.


Sevilla, Enero de 2010

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No se si me merezco todo lo que me escribes..no, no lo merezco. Es demasiado bonito, y yo tengo mi corazón cerrado a cal y canto y no hay poema que lo derribe. Quisiera y no puedo, y no puedo...

mia dijo...

Y desde luego... sobran explicaciones ante eso....