Amor mío (III)

Ya salgo, mi amor.
Y correré,
y entraré,
y me desnudaré.
Y evitaré así, de nuevo, que me digas que ya no me quieres.

Sevilla, Mayo de 2009.

2 comentarios:

mia dijo...

Y no sé si reírme y decir que compensa, o sentir que es más triste todavía... pero no, lo cierto es que todo tiene mucho más lógica cuando tiene su viceversa :)

Isabel Romana dijo...

No sé si esa fórmula funcionará durante mucho tiempo. El poema es genial. Saludos cordiales.