Salto mortal II

Para Isabel.

La dejó en la cama, dormida. Abrió la ventana, cerró los ojos y se lanzó al vacío.
Un segundo antes de estrellarse contra el suelo, recordó que la tarde anterior habian abandonado Venecia.

Sevilla, Enero de 2008

3 comentarios:

©Lola dijo...

¿Se fueron a Amsterdam?
Diquesí, diquesí, diquesí...

©Lola dijo...

Por cierto, es de muy mala educación suicidarse en casa ajena, con público o estropeando el día a otra persona. Viene en el manual de Educación para la Ciudadanía.
:-P

Josefillo dijo...

El realmente no se suicidó. Olvidó que ya no estaba en Venecia, y en vez de agua, se encontró con el suelo al final de la caida.